Como blanquear la ropa

Como sabrás, la prendas blancas tienden a perder su pureza con el paso del tiempo, y algunas incluso llegan a amarillear. En esta entrada vamos a ver como volver a blanquear la ropa vieja, así alargar su vida ahorrando dinero y también materias primas para su fabricación. Recordad que ahorrar dinero suele ser lo más ecológico también.

Lo primero de todo es la prevención. Muchas veces, por descuido o prisas, mezclamos prendas blancas por otras con colores. No hace falta que sean negros, con meter una camisa amarilla o de un tono pastel es suficiente que durante el proceso de lavado, la fricción, el agua caliente y los químicos desprenden parte del color y fibras que pueden ser reabsorvidas por la tela blanca. Por lo tanto, lo primero es es tener precaución a la hora de lavar la ropa.

Otro buen consejo de prevención es secar la ropa al sol. Los rayos ultravioleta del sol contribuyen a mantener el color blanco. Sin embargo, la ropa de color es mejor secarla a la sombra precisamente porque los rayos UV, sobre todo en pleno verano, destruirán con más facilidad los colores oscuros.

blanco ropa lejiaPero si lo que queremos es recuperar la ropa que ya ha perdido su blancura, tenemos varios métodos. El primero es usar lejía. En general es bastante efectivo, pero tiene varios problemas. Primero, es bastante agresivo con las fibras de la ropa, destruyéndolas, por lo que si nuestra prenda ya está de por sí desgastada, someterla a la lejía acelerá el proceso de destrucción. Además puede dejar un olor algo desagradable. Y como un producto químico muy agresivo que es, también comporta algunos problemas para la salud: Un estudio observó una prevalencia elevada en los síntomas respiratorios no alérgicos entre aquellos que usaban lejía cuatro o más días a la semana. Por no hablar del problema si tienes niños en casa.

Alternativas más naturales pueden ser, por ejemplo, añadir el jugo de un limón junto con nuestro detergente habitual y luego secar al sol. El agua oxigenada también funciona realmente bien para blanquear la ropa. Puedes dejar en remojo unas horas tus camisas o prendas blancas en agua corriente con un vaso de agua oxigenada disuelta en él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>