Banquetes de boda baratos

bodaJulio es el mes de las celebraciones, sobre todo de Bodas. Son precisamente estas comidas y cenas las que suponen el desembolso más caro de la celebración, y por ello no es una decisión que se deba tomar a la ligera.

La relación calidad-precio es fundamental, porque no siempre los restaurantes más caros son los mejores, aunque los de tipo medio hay que mirarlos con lupa.

Si buscas Videos de boda en hd, ve aquí.

Recomendaciones que hay que tener en cuenta a la hora de elegir el restaurante del banquete de boda:

* Que tenga varias opciones de menú y alternativas adecuadas para celiacos, niños, vegetarianos, etc… y por supuesto probarlas.
* Buscar una persona que nos ayude con todos los preparativos, prueba de menú, elección de la decoración, etc.
* Que esté situado en un lugar confortable y amplio.
* Que disponga de aparcamiento.
* Que el salón este bien climatizado.
* Que las mesas esten correctamente colocadas y el salón tenga una decoración correcta sin estridencias.
* Que la entrada y salida de camareros se realice de forma que no moleste a los comensales.
* Que haya un espacio para estar después de la comida o cena suficientemente amplio, bien para el baile o para estar y tomar una copa.
* Que haya, sobre todo en “almuerzos” una zona infantil.
* Comprobar, si hay barra libre, qué marcas y bebidas se incluyen.
* Que haya cerca un hotel donde se puedan alojar los invitados de otros lugares, principalmente en las bodas, que es donde más se bebe.
* Ver opciones de precio, incluyendo servicios como flores, música, etc… hay que tener en cuenta que encargar diferentes ramos de flores para el centro de la mesa no es ni costoso ni laborioso: se debe mirar si resulta rentable.
* El ritmo de la comida debe ser ágil pero sin prisas: resulta muy molesto tener la sensación de que debes comer corriendo.

Para elegir el menú:

bodas2Elegir el menú de una boda es sencillo, pero a la vez hay que tener varias cuestiones en consideración: si hay cóctel es mejor que el menú tenga sólo tres platos, ya que uno de los segundos si no se quedará sin tomar, un buen cóctel es ya en simismo una comida, por esa razón, después de un cóctel solo se debe tomar, un primero como una ensalada de marisco o foie, una carne (que siempre le gusta a todo el mundo), como por ejemplo un medallón de solomillo con patatas paja y un postre dulce con helado y si es posible fruta por ejemplo en carpaccio, y si se desea con los cafés unos entretenimientos dulces.

Si decidimos poner pescado, será casi imprescindible poner también carne y de esta forma, que se pueda elegir, a muchisima gente no le gusta el pescado.

Poner diferentes vinos cada vez está menos de moda: un tinto bien elegido e incluso para los más atrevidos un cava durante toda la comida, con alternativas posibles de refrescos e incluso para días más calurosos limonada casera, puede dar un toque interesante.

Poner integrado en el menú algún elemento de la cocina tradicional de la zona es de agradecer por parte de los invitados no foráneos y un detalle de buen gusto, percebes en Galicia o una ensalada de pulpo, o si estamos en Cataluña, un postre con crema catalana, o en Madrid una mousse de chocolate frio con mini churritos, le encantará a la gente.

Hace cincuenta años, cuando comer bien era un problema porque no habia recursos, una comida abundante era un sintóma de tener dinero, pero en la actualidad, grandes cantidades en los platos y sensación de pesadez cuando abandonas la mesa es más bien sintoma de “ostentación paleta”. Sin embargo, un servicio amable, una decoración sencilla y cuidada, una presentación esmerada, unos productos delicados y exóticos, eso si que es sintoma de elegancia, refinamiento y buen gusto.

Quizá interese saber que al brindar no es necesario que las copas se toquen una con la otra.

Tipos de Establecimientos:

Muchos restaurantes que disponen de salones grandes sirven comidas para bodas, también hoteles que tienen salones y por supuesto un servicio de cocina, aunque normalmente éste se refuerce para estos banquetes. Existen igualmente restaurantes diseñados como zona de banquetes, que o bien corresponden a un restaurante normal, o bien a un cocinero estrella… Las opciones sin duda son muchas, cualquier entendedor diría que lo que es bueno es bueno, cualquiera puede ser perfecto si ofrece buena calidad y servicio, pero también es cierto que cuanto más especializado esta un establecimiento, es más fácil que todo salga bien. Propondremos algunos, que aunque son de Madrid y su entorno, existen en todas las zonas de España y nos podrán servir para hacernos una idea:

- RESTAURANTE ESPECIALIZADO EN BODAS: Se suele tratar de establecimientos amplios, con grandes cocinas y despensas e importantes hornos que sacan más de cien platos calientes a la vez. Lugares con aparcamiento, entorno agradable, una zona para barra y también para baile en el caso de que se precise, así como instalación adecuada para sonido. El cocinero suele ser un chef especializado en este tipo de eventos, resolutivo y eficaz.

bodas1Un ejemplo de este tipo de restaurantes es EL CORTIJO DE EL GALLINERO, ubicado en Villalba (Madrid, teléfono 902 734 424). Un casaa, antiguas caballerizas de una finca, reconvertida en un espléndido conjunto con gran aparcamiento, un amplísimo comedor, porche, baño, rodeado de un jardin que en ocasiones parece un bosque, tiene hasta un río… Cocina amplia con todo el equipamiento, magnífica comida, servicio dirigido por el chef habitual del restaurante, situado a unos mil metros, con personal de apoyo. Un entorno muy agradable, perfecto para niños. Hablamos con una de las dueñas del establecimiento, Cristina Crespo, que nos aclara algunos aspectos muy interesantes de este tipo de establecimientos:

- Cuando la gente se dirige a ustedes, ¿que es lo que más valoran?
- El entorno en el que nos encontramos y la cocina que hacemos aquí. La gente conoce nuestro restaurante y la calidad con la que trabajamos.

- ¿Qué menú es el que más se pide?
- Ensalada de Bogavante con frutas tropicales y su vinagreta de vino rojo; Lubina al hojaldre y también rapito salvaje en bilbaína de verduras; Medallón de solomillo de buey en salsa foie con pimiento rojo y patata asada y Bolsita de chocolate y griottines con coulis de vainilla. Yo ahora recomiendo uno nuevo que ha tenido mucho éxito en el restaurante: Micuit de pato con chutney de manzana e higos turcos; Merluza encebollada con provenzal de frutos secos y salsa de azafrán; Carré de cordero lechal en salsa de sésamo y miel con patata revolcona y Tatin de piña Hojaldrda.

- ¿Qué servicios de valor añadido incorporan ustedes al restaurante?
- Amenización musical, tres horas de barra libre, tres horas de discotecas, decoración floral, servicio emplatado, impresión de los menus, parking privado con seguridad, cuarto exclusivo para la novia -por si desea cambiarse o guardar regalos-, proyector y pantalla para presentaciones audiovisuales, y ahora tenemos una promoción: a la gente que contrate la boda antes del 31 de Mayo se le hace un 10% de descuento y se le regala la noche de bodas en el hotel a la entrada de nuestra finca.

¿En qué rango de precios se mueven?

- De 120 a 155 euros por persona. Incluye cocktail de bienvenida, tres horas de barra libre, decoración floral….

- ¿Tienen menús alternativos: infantiles, celiacos, vegetarianos? Si es así, ¿nos podría dar el detalle de alguno?
- El menú infantil tiene un precio de 50€, e incluye aperitivos fríos y calientes y medallón de solomillo con patatas fritas más helado y refrescos, o pasta a la boloñesa y delicias de merluza más helado y refrescos. También tenemos un menú vegatariano con opciones de algunos platos: Tofu a la madrileña con salsa vizcaína, Seitán con salteado de brotes de soja, Lasaña de emmental y verduritas con salsa romescu, Ensalada de Queso fresco y Membrillo con Vinagreta de Frutas, Alcachofas a la griega con brandada de bacalao. Bolitas de Queso de Cabra con filamentos de Arroz tostado miel, Escalibada Catalana…

EL BANQUETE EN UN HOTEL

Los hoteles son una muy buena opción para celebrar el banquete de una bodas, suelen tener unas instalaciones que permiten esperar, alojarse, disponer de una habitación para cambiarse la novia, suelen estar bien situados. No obstante, si tienen mucho presitigio suelen ser caros y la comida no siempre esta al nivel de sus precios, aunque con la prueba de menú no hay sorpresas. En las ciudades medianas, un buen hotel es garantía de quedar bien; en algunas grandes, como Madrid o Barcelona, celebrar la boda en el hotel Palace o el Ritz predispone a la satisfación, los invitados harán además un esfuerzo por ir más arreglados, todo parecerá más glamuroso, pero al final los precios se suelen disparar y los menús son bastante normales.

Cúpula del Hotel Westin PalaceHemos elegido el HOTEL WESTIN PALACE (Madrid, teléfono 913 608 000) para celebrar una boda, por la capacidad que tiene de adaptarse a los gustos y necesidades de sus clientes, por la hermosa cúpula donde se puede tomar el cóctel o esperar para entrar en el almuerzo o cena, y por supuesto a la calidad de sus servicios. Ello facilita una boda totalmente a la carta: se puede cambiar la decoración, la iluminación, el servicio de animación… absolutamente todo. Y además, a los novios se les obsequia con la suite nupcial la noche de la celebración, con lo cual pueden utilizar la habitación además para cambiarse para el banquete, para retocarse y para disfrutarla en su primera noche de bodas. Hablamos con la Relaciones Públicas del hotel, Paloma Garcia:

- ¿Un gran hotel como ustedes ha notado la crisis económica?
- Hemos notado una bajada en el número de invitados, antes teniamos bodas de 400 ó 600 invitados y ahora eso no se ve. También es cierto que cuando hay muchos invitados se opta por fincas, aunque eso también ha empezado a cambiar con el tema del alcohol y el coche, ya que si se celebra una boda en nuestro hotel los invitados pueden irse en un taxi.

Detalle de mesa para bodas del Hotel Westin Palace en Madrid- ¿En las bodas existe temporada alta?
- Nosotros casi no celebramos bodas en julio y agosto, somos más de bodas de primavera, otoño e invierno. En ese caso eso sería nuestra temporada alta.

- ¿Qué tipo de personas les contratan sus servicios?
- Suelen venir los padres de los novios, y suelen ser primeras bodas de familias con alto poder adquisitivo con un cierto componente tradicional: padres que celebraron su boda aquí y quieren que sus hijos también lo hagan. Son bodas con alto componente social, quizá menos que antes, pero siguen siendo muy sociales, donde se invita no sólo amigos y familiares, sino también a personas del entorno profesional de la familia, por lo tanto quedar bien es doblemente necesario.

- ¿Cuál es el menú que más habitualmente les piden?
- Suelen ser menús clásicos, pongamos por ejemplo una ensalada con marisco, una crema, de trufa y después un pescado o carne que puede llevar foie. Finalmente un postre que incluye fruta: sale mucho el carpaccio de piña, laminada con pistacho y una bola de helado de maracuyá, o también tenemos la pera envuelta en pasta filo caliente con helado de canela, y por supuesto, un cóctel para empezar.

- ¿En qué rango de precios se mueven?
- Entre 120-180€ en adelante, dependiendo del tipo de vinos (porque si se quiere Vega Sicilia…), o licores especiales, o si se quiere una decoración especial…

BODAS MÁS ÍNTIMAS A MITAD DE PRECIO

Para segundas bodas o bodas con menos invitados, una opción es ir a comer a un restaurante de calidad, reservando con tiempo y sobre todo fijando un menú. Se puede comer en diferentes mesas, si el restaurante tiene terraza incluso podría haber una sobremesa al aire libre con cafés y copas (lo del baile resulta bastante pesado, sobre todo porque siempre hay una señora o una pareja de mediana edad, o los niños que se empeñan en bailar hasta el último momento cuando a nadie le apetece). En ese restaurante se puede incluso diseñar cómo deben sentarse los invitados, disponer unos centros florales y dar varias opciones de segundos, y sobre todo, son más económicos.

ZIABOGA: Milhojas de salmón, gambas y crema de piquilloAunque tanto la TABERNA ZIABOGA (Madrid, teléfono 915 357 628) como su dueño, el donostiarra José Antonio Rodríguez, son únicos, muy posiblemente este tipo de restaurantes puedan sacarnos de un apuro en cualquier ciudad española. Cada vez más gente busca comida buena en lugares sencillos donde poder seguir disfrutando de la buena mesa a pesar de la crisis. Este restaurante cuenta con un menú fantastico por 18€ de lunes a sábado y otro igualmente magnífico por 25€ los domigos, que además respeta el precio para celebraciones de hasta 30 ó 35 personas -la capacidad de su comedor. Buenos productos, un servicio amable, preparaciones muy resultonas… y sobre todo un ambiente nada engolado en el que te sientes como en tu casa. Como ejemplo, una propuesta del menú para un almuerzo de celebración de comunión para el día 30 de mayo, para 25 personas: ensalada de foie, gambones a la plancha, cocochas en salsa verde, huevo trufado, solomillo con patatas, vino de crianza, diferentes postres a elegir -incluido el pan de Viena la Baguette, magnífico. Por si fuera poco, en el restaurante se adaptan a las necesidades dietéticas de sus clientes ofreciendo menús específicos: vegetarianos, celiacos, infantiles, bajos en calorias…

RESTAURANTE ESPECIALIZADO EN BODAS DE UN GRAN CHEF

Si hay presupuesto, posiblemente esta es una de las mejores opciones y no es la más cara: muchos de los grandes cocineros españoles asesoran su propio restaurante de bodas. Algunos tienen reparos en decirlo, porque de esa forma podrían perder su prestigio, pero la verdad es que son precisamente esta parte colateral del negocio donde más ganan. En definitiva, se trata en general de instalaciones elegantes y eficaces, con un personal bien preparado y menús realizados bajo la supervisión del chef estrella. El cliente tiene, por otra parte, esa garantía y el chef la responsabilidad de no defraudar. Los hermanos Roca en Girona, Sergi Arola en Barcelona o Mario Sandoval en Griñón (Madrid), disponen de este tipo de servicios.

Mario Sandoval es uno de los chefs de La RomanéeEn una edificación elegantisima rodeada de jardines se despliega el trabajo del catering de Mario Sandoval, que en la FINCA LA ROMANÉE (Griñón, Madrid, teléfono: 916 040 202) tiene su cocina y un elegante y amplio comedor, con todo tipo de comodidades. El precio, al estar el restaurante en un pueblo de la zona sur de Madrid, no es tan elevado como si estuviera en otras zonas más residenciales o turísticas: por 110-130€ se sirve un menú en el que nadie se quedará con hambre, pero a la vez habrá comido de maravilla. Por supuesto, no falta el cortador de jamón con su pata de jamón ibérico. Hora y media pasando aperitivos de un cóctel en los jardines es como se recibe a los invitados. Tras lo que ya en sí podría constituir una buena comida llega el almuerzo: cuatro platos. De primero una ensalada de langostinos o un salmorejo, después un rodaballo y a continuación cochinillo, que se mete en el horno cuando llegan los invitados. Barra libre, flores, música, parking… el éxito esta asegurado. Sólo le falta un sitio donde dormir, aunque el pueblo tiene hoteles con los que se puede coordinar el tema.

EL RESTAURANTE EN CASA

Si se tiene espacio, encargar un catering es una gran opción: un jardín, un salón grande o la terraza de un ático pueden ser sitios perfectos para la comida tipo buffet o un cóctel, e incluso una comida o cena. La empresa lleva todo, según al acuerdo que se llegue, desde vajilla, cubiertos, manteles, sillas, camareros, la comida hecha sólo para montar o calentar… También llevan sus propios hornos o utilizan la cocina de la casa para montar lo que falte. Existen diferentes empresas y también precios -desde 20-25€ te pueden servir un cóctel, una comida de más envergadura puede llegar a los 120-150€-, pero con estos precios te hacen hasta la decoración floral.

Tanto ISABEL MAESTRE como su hija Marta Cárdenas tienen uno de los catering más prestigiosos de España (teléfono 913 596 812), con una importante clientela de gran poder adquisitivo, aunque ello nunca significa que gasten más, simplemente que son más exigentes.

- ¿Qué tipo de servicio os suelen contratar?
- La gente, cuando nos contrata, quiere un servicio de mucho prestigio y elegancia, moderno pero no trasgresor: saben lo que quieren. No solemos hacer cosas informales, aunque podríamos hacerlas, pero no nos las encargan. Muchos de nuestros clientes ya nos conocen o, si van a una boda que hemos organizado, preguntan para la suya propia.

- ¿En qué rango de precio os moveis?
- Para cóctel 50€ y para bodas unos 120.

- ¿Cuál es el último menú que habeis hecho?
- Raviolis de cigalitas con parmesano, solomillo Wellington a nuestro estilo más moderno -con foie, hongos y zanahorias baby-, y de postre, un culan de mascarpone con corazón de frutos rojos.

- ¿Qué otros servicios ofreceis?
- La decoración, la mantelería, también la vajilla si la familia no tiene suficiente, aunque si tiene creemos que es más personal servir la comida en la suya propia. Si hay más de treinta comensales siempre la llevamos.

- ¿Cuantas personas son las mínimas necesarias para encargarles un catering?
- Para un salón pequeño, unas 20 personas. No es necesario una casa grande, tengo mucha gente que nos lo encarga en un piso de 60 metros.

- ¿Cual es el tipo de comida que más te gusta preparar?
- El catering más gusta es el pescado: un mero a la plancha con pastel de hinojo, verduras de temporada me encanta, agradezco unos guisantes frescos, alcachofas… Una buena ensaladilla rusa me parece una exquisitez.

Isabel Maestre cuida todos los detalles- Cuando hay niños, ¿qué tipo de menús preparais?
- Fuentes con chuches, perritos enanitos, hamburguesas… Si hay niños se trae un animador. Soy partidaria de que los coman el menú de la boda. La gente educada no exige para un niño de 8 años una cosa diferente, mi hija tiene cuatro años y me gusta que un día especial coma lo mismo que los demás.

- ¿Ofreceis menús especiales?
- Cada día nos piden más menus especiales para alérgicos, vegetarianos, celiacos… Si se nos solicita comida Kosher, tenemos trato con el rabino que nos asesora, lo hacemos con mucho gusto.

- ¿Y de postre, qué es lo más solicitado?
- Lo que más gusta son los buffets de tartas, o las colecciones de tarta Audrey Hepburn y, por supuesto, la tarta nupcial.

- Respecto a las tartas, ¿debe haber también en las comuniones?
- Igual que en un cumpleaños debe haber un pastel, es bonito que en una comunión haya también una tarta bonita, porque es una celebración

Via: http://www.conmuchagula.com/2009/05/09/banquetes-de-boda-para-todos-los-bolsillos/
Un fotógrafo: http://www.joaquincorbalan.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>